Agencias Especializadas de las Naciones Unidas

En el marco de sus respectivos mandatos institucionales, varias agencias de Naciones Unidas dedican buena parte de sus esfuerzos a analizar y promover los vínculos entre la juventud y el desarrollo, aunque ello ocurra en diversas dimensiones y con énfasis también diferentes. Con varias de ellas, hemos venido trabajando mancomunadamente en los últimos 25 años y lo seguiremos haciendo -seguramente- en las próximas décadas.

La UNESCO, por ejemplo, ha respaldado nuestro trabajo institucional desde el comienzo mismo de nuestra labor técnica y política, apoyándonos incluso en la propia constitución del CELAJU. Y desde entonces a la fecha, nos ha respaldado en diversas acciones, incluyendo la realización de diversos estudios e investigaciones, el desarrollo de cursos de capacitación de personal técnico y de animadores juveniles, y la instalación del Portal de Juventud de América Latina y el Caribe, en sus dos formatos: en español (www.joveneslac.org) y en inglés (www.youthlac.org), entre otras no menos relevantes. En este marco, hemos trabajado tanto con la División de Ciencias Sociales como con la División de Tecnologías de la Información y la Comunicación, y tanto con la Oficina Regional de Ciencia (Montevideo) como con la correspondiente a Información y Comunicación (Quito) y la Oficina para el Caribe (Jamaica).

Con el UNFPA, por su parte, también hemos impulsado diversas acciones en los campos de nuestra especialidad, incluyendo la elaboración de “estados del arte” sobre “jóvenes y salud sexual y reproductiva” (como el que realizamos en 2004), la edición de materiales estadísticos (como “Jóvenes en Cifras”, en Paraguay en 2005 y en Ecuador en 2012) y la colaboración en el desarrollo de algunos estudios específicos, como los centrados en embarazo adolescente y/o enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH-SIDA.

Con la OPS, también hemos colaborado en diversas oportunidades, realizando -por ejemplo- sendos balances de las mejores prácticas en el campo de la prevención de la violencia relacionada con adolescentes y jóvenes (como el realizado en 2006, con la participación de la GTZ) y con “estados del arte” sobre políticas sociales vinculadas con el desarrollo de adolescentes y jóvenes indígenas, como el que hicimos en 2012. En la misma línea, hemos cooperado también con el diseño y/o la evaluación de planes nacionales de salud adolescente, en varios países de la región.

Con la OIT, por su parte, hemos impulsado diversas acciones en el campo de la capacitación y la inserción laboral de jóvenes, incluyendo la realización de diagnósticos al respecto (como los realizados en 1995 con CINTERFOR y en 2011 con diversas oficinas nacionales y subregionales),  el apoyo a las iniciativas del Proyecto PREJAL  durante varios años, la evaluación de planes de acción interinstitucionales (como el correspondiente a Perú, realizado en 2012) y la realización de informes especiales, como el realizado en 2012 sobre “juventud, empleo y seguridad ciudadana en Centroamérica”.

Por último, pero no por ello menos relevante, también hemos trabajado en conjunto con la CEPAL, especialmente en la edición de los informes más completos y sistemáticos sobre juventud en América Latina disponibles en la actualidad, destacándose los editados en los años 2000 (Juventud, Población y Desarrollo), 2004 (Juventud en Iberoamérica: Tendencias y Urgencias) y en 2008 (Juventud e Inclusión Social en Iberoamérica: Un Modelo para Armar). Con participaciones diversas en cada caso, nos ha tocado contribuir a su propia redacción y a la correspondiente difusión. En la misma línea, colaboramos con la dinamización del Sistema Iberoamericano de Información sobre Juventud (www.iberostat.org) y con la presentación conjunta de estos temas en diversos talleres  y seminarios, nacionales e internacionales.